lunes, octubre 13, 2008

Mesa redonda "Cine y Videojuegos" en la Mostra de Valencia

Mañana se inaugura la XXIX Mostra de Valencia – Cinema del Mediterrani, uno de los festivales de cine con mayor tradición y prestigio del país. Este año, como una de las actividades que complementan la muestra de los diferentes ciclos cinematográficos del festival se ha programado una mesa redonda dedicada a la interrelación entre el cine y la industria del videojuego.

Hace unas semanas fui invitado a participar en dicha mesa redonda junto al cineasta Nicolás López (director de Santos, la película o Promedio Rojo), Felipe Busquets (Animador senior en Rockstar North) y el profesor universitario Francisco Sanmartín.

La mesa redonda titulada “Cine y Videojuegos” se celebrará el sábado 18 de octubre en la FNAC de Valencia (Salón de Actos – C/Guillem de Castro 9 y 11) a patir de las 19:30h. Para mi es un placer poder compartir mesa y opiniones con semejantes profesionales de los sectores del cine y los videojuegos.

Realmente pienso que la mesa puede ser muy interesante teniendo en cuenta que ambas industrias se podrían considerar hermanas... o al menos primas muy cercanas. Claro está que la industria del videojuego es muy joven comparada con el cine. También es cierto en España los videojuegos todavía no son considerados cultura e incluso tampoco son considerados como una industria "seria" por parte de la gente que tiene el dinero y el poder de financiar, subvencionar y apoyar a las empresas desarrolladoras (Todo eso a pesar de ser una industria que genera cientos de puestos de trabajo actualmente en España).

Tampoco los videojuegos son bien vistos por parte de algunos medios y sectores que ven como les “comen” terreno y es frecuente ver reportajes y artículos donde se airean los efectos malignos que producen los videojuegos en nuestras vidas y en las de nuestros niños. La mayoría de estos artículos son redactados por gente con miedo, gente que teme a lo desconocido, gente gris que nunca ha jugado a un videojuego y que no es capaz de comprender que en el mundo de los videojuegos al igual que en el cine o la televisión existen obras para todos los públicos, para adultos, para niños, para machotes y para mujeres, para pasar el rato y para hacerte pensar, para dar rienda suelta a la imaginación o incluso para hacer publicidad.

Como ya he dicho antes, los videojuegos son un medio relativamente joven. Me imagino el miedo que sintió la gente cuando los hermanos Lumieré realizaron las primeras proyecciones de cine hace ya más de un siglo. Poco a poco desaparecieron los tabúes hasta convertir al cine en el séptimo arte. Esperemos que dentro de unos años podamos decir que los tabúes de los videojuegos han desaparecido y que por fin sean considerados como un nuevo arte sin ningún reparo.

Los videojuegos nacieron siendo un hermano pequeño del cine. Un hermano que desde el principio siempre ha ido de la mano para alimentarse de las ideas, historias y técnicas del cine y también para alimentar al cine con nuevos lenguajes visuales, perspectivas y franquicias con chicas siliconadas.

Cine y videojuegos, una relación que ha dado grandes frutos y también grandes fiascos. Una relación a veces evidente... y otras mucho más abstracta, pero al fin y al cabo una relación de la que todos podemos sacar provecho. Ahora mismo se me vienen a la cabeza algunas películas realmente horribles como Street Fighter, Doom o Super Mario Bros y algunos videojuegos penosos como E.T o Superman 64. Pero también se me vienen a la cabeza buenas películas como las clásicas "Tron" y "Juegos de guerra" o las recientes (y españolas) “Rec” y “El Rey de la Montaña” que aunque no están basadas directamente ningún juego si que toman parte de sus conceptos y lenguaje visual.

Existen numerosos símiles entre las dos industrias, los Quake, Gear of Wars y compañía serían el equivalente al cine de acción lleno de efectos especiales, los juegos casuales podrían ser el equivalente a los films ligeros y palomiteros sin otra pretensión más que divertir, los videojuegos independientes se sentirían identificados con el cine de autor y experimental, los juegos Flash serían un cortometraje y Rez sería un espectáculo musical y visual comparable con Fantasía de Disney.

En definitiva, el cine y los videojuegos tienen una relación interesante en la que el hermano pequeño ha superado con ingresos millonarios al mayor (Que se lo digan a Spielberg!)... pero todavía tiene que pelear mucho para conseguir ser tan respetado artística y culturalmente como el mayor.

Espero poder compartir todas estas opiniones y muchas más en la mesa redonda del próximo sábado. Espero veros por allí ;-)

3 comentarios:

Kramelman dijo...

Pues realmente si que sería interesante poder estar allí, pero bueno, como sabes ahora me pilla un poco lejos. Al menos, ya me contarás que tal la experiencia y, sin dudarlo, se que vas a hacer un buen papel en la mesa.

FRaN dijo...

Allí estaremos para verte ;)

Genial el artículo.

Tomás Marco - GMW-WargamesOnWeb dijo...

Estupendo artículo, caballero. Y, por supuesto, si nada lo impide, allí estaré el sábado. Será un placer escucharle si plantea usted la mitad de lo aquí planteado, desde luego

Nos vemos
Un saludo